La realidad se vuelve virtual

La realidad se vuelve virtual

Debo reconocer que cuando Facebook cerró la compra de Oculus VR por 2.000 millones de dólares, pensé que se trataba de otro pelotazo más de una pequeña compañía tecnológica que consigue hechizar a uno de los gigantes de internet. Han pasado casi dos años y ahora opino prácticamente lo contrario. Zuckerberg vio claramente el potencial que tenía esta tecnología para convertirse en la nueva plataforma social y el tiempo le está dando la razón.

Todo apunta a que 2016 va a ser el año de la realidad virtual (VR por sus siglas en inglés). Los contenidos de Netflix ya se pueden ver en ciertos dispositivos Samsung. Google parece que va a lanzar una nueva versión de gafas, con un software especial para móviles Android, para sustituir al modelo Cardboard (en la imagen de arriba) que parece un juguete para niños al lado de lo que ofrecen otros fabricantes. Microsoft y Apple tampoco quieren quedarse atrás. Lo que parecía que estaba principalmente destinado a contenidos porno y a juegos, amenaza con extenderse a prácticamente cualquier ámbito que podamos imaginar e incluso podría servir para llevar al juez y los miembros del jurado a la escena del crimen, como planteaba Lucía El Asri hace unos meses.

Cada vez va a ser más difícil distinguir entre la “realidad analógica” y la digital, máxime cuando las técnicas de realidad aumentada se desarrollen más. Aunque a veces se confunden, la diferencia está en que la realidad virtual te transporta a un mundo completamente nuevo y la realidad aumentada “superpone” imágenes virtuales en tu campo de visión, haciendo creer al ojo que son reales.

Sin duda, el máximo exponente de la realidad aumentada es la empresa Magic Leap. De momento ha conseguido fascinar a los inversores, entre los que se cuenta Google Ventures. Acaba de recibir una inyección de financiación de 800 millones de dólares y está valorada en 4.000 millones. No está mal para una startup creada en 2011, que opera con un secretismo absoluto y que de momento no ha hecho público ningún producto comercial sino únicamente algunos videos sobre el potencial de su proyecto. Por si fuera poco, el MIT Technology Review la ha incluido en su selecta lista de diez tecnologías punteras de 2015

En cualquier caso, lo que me ha impulsado a escribir este artículo ha sido la visita que hice hace unos días a Future Lighthouse, en la que pude comprobar las maravillas de la realidad virtual en primera persona. A priori piensas que va a ser una evolución del cine en tres dimensiones pero lo que te encuentras es una experiencia diferente, mucho más envolvente, no solo porque puedes ver en 360 grados sino también porque es posible interactuar con lo que ves en la pantalla (por ejemplo, intentando reparar una máquina o pintando un grafiti).

La experiencia es corta pero muy intensa como describe estupendamente Ángel Luis Sucasas de El País Tecnología, que también pasó por allí y alucinó. Es el futuro. Tengo claro que el entretenimiento y la educación van a cambiar radicalmente cuando la realidad virtual y la aumentada estén un poco más desarrolladas. También se adaptará la forma de contar historias y veremos nuevas narrativas y posibilidades.

“Lo bueno es que es esto acaba de empezar y que nosotros en Madrid estamos como Steven Spielberg”. La frase es de Nicolás Alcalá, el director de El Cosmonauta, una de las obras audiovisuales que más me ha llamado la atención en los últimos años. Es un proyecto transmedia que duró 5 años, se financió a través de crowdfunding (me incluyo entre los casi 5000 coproductores) y que se estrenó de forma simultánea en todas las ventanas de explotación en mayo de 2013 bajo licencia Creative Commons. En definitiva, un caso de estudio que demuestra que las cosas se pueden hacer de otra manera.

Mi amiga Silvia Lobo (@MrsWolf81) me ha prometido un artículo con las cuestiones legales que plantea la realidad virtual. Mientras tanto os dejo con un vídeo que ofrece una idea de las inmensas posibilidades de esta nueva tecnología (por cierto, en este artículo y en un muchos otros de Replicante, son más interesantes los links que aporto que el propio texto…)

Foto del usuario de Flickr pestoverde

Entradas relacionadas
Dejar una respuesta